sábado, 27 de diciembre de 2008

“A fuego negro. Pintxos y viñetas” un libro de recetas diferente


Sorprendente libro en el que Edorta Lamo, Iñigo Cojo y Amaia García (propietarios del restaurante A Fuego Negro de San Sebastián, así como del madrileño Kulto al Plato)
mezclan sabiamente cocina y cómic…

¿El resultado…? Maravillosas recetas de “txupitos”, “vasos”, ensaladas, “pikoteos” y “kositas”, entre otras, en las que los tradicionales pinchos donostiarras se transforman en atrevidos bocados de vanguardia… acompañados de excelente fotografías e ilustraciones. Publicado por Everest.

10 comentarios:

FERNANDO dijo...

Kulto al Plato o Kulto al Timo

Fue una agradable sorpresa para mi mujer y para mí, enterarnos de que los responsables de "A Fuego Negro", bar de pintxos situado en el barrio viejo de San Sebastián, habían abierto un local en la calle Serrano Jover de Madrid, llamado "Kulto al Plato".

En cuanto tuvimos ocasión llamamos para reservar mesa (también se podía ir a la barra sin reservar, pero preferíamos comer un poco más tranquilos), y acudimos al sitio con una amiga.

Una vez en la mesa, la camarera nos informó de que había la opción de un menú de degustación por 30 euros, y otro algo superior por 40 euros, que fue el que elegimos. En realidad no había carta que especificase en qué consistían dichos menús, sino que la camarera nos explicó de viva voz, que eran una selección de los pintxos y platos de la carta. El de "superdegustación", que fue como se refirió al de 40 euros, consitía en 11 platos, incluido postre, pero sin bebida, ni café.

Respecto a la comida, para los que no conozcáis A Fuego Negro, se basa en una serie de pintxos o pequeños platos bastante elaborados, y con un fuerte toque de originalidad. Hubo algunos que nos gustaron mucho (el risoto, el tigretón, el pintxo de atún o la mini-hamburguesa), y otros no tanto (el txangurro con regaliz, o el queso de oveja con manzana verde y remolacha). En cuanto a las cantidades, un poco escasas, pero en fin...

El caso es que a medida que avanzábamos por el menú, empezamos a echar una cuenta mental de lo que costaba cada pintxo, y de lo que suponía el menú completo, y las cuentas no nos salían... aparentemente era más caro el menú, cuando es bien sabido que un menú de degustación suele ser justamente más económico que pedir los platos por separado. No lo entendíamos, pero pensábamos que quizá las cantidades serían más grandes que pidiendo por separado (algo dificil, porque como os digo eran bastante "escasitos").

Al final de la comida, se lo preguntamos abiertamente a la camarera, y su respuesta nos dejó "a cuadros": en primer lugar confirmó que las cantidades eran exactamente las mismas que pidiendo por separado, pero lo mejor, es que afirmó que "nunca se habían parado a sumar lo que llevaba el menú". Cuando lo hicimos todos, camarera incluida, comprobamos con desagradable sorpresa que estábamos pagando 40 euros, por pintxos que sólo sumaban 34. Eso suponía que nos estaban "clavando" 6 euros por persona, pagando la novatada de haber elegido el menú degustación.

Esta gente de Kulto al Plato no sé si han conseguido reinventar la cocina Vasca, pero desde luego sí que han reinventado el concepto de menú degustación: comes la misma cantidad que por separado, con menos flexibilidad, pero pagas más!!! Genial!!

Lejos de intentar darnos una explicación seria, o de ofrecer invitarnos a la bebida, nos cobraron religiosamente el impuesto revolucionario de 18 euros (éramos tres personas), por lo que pagamos 134 euros (con la bebida), y salimos del local con un poco de hambre, y un mucho de mal humor.

En fin, sólo quiero que esto que me ha pasado a mí, no os suceda a más gente, de modo que os recomiendo invertir vuestro dinero en otros restaurantes con mejor relación calidad-precio, o si optáis por ir a Kulto al Timo, no pidáis bajo ningún concepto el menú de degustación.

Anónimo dijo...

lo que cuentas me deja impresionado

Anónimo dijo...

que fallo más increible, parece mentira que puedan pasar esas cosas

Anónimo dijo...

Yo estuve y me encantó. En su defensa diré que en mesa no hay opción de carta, con lo que no se podrían pedir pintxos por separado, y que el servicio de mesa siempre tiene un plus de 10-15% ya que te sirven a la mesa, estás sentado tranquilo y no te preocupas ni de elegir, que es por lo que a mí me gustó. Un menú degustación no tiene un fin económico si no el fin de probar la mayor variedad posible. Yo repetiré.

Anónimo dijo...

yo estuve en kulto al plato y me gustó bastan, aunque barato no es y algunos pinchos son un poco raritos

JAVIER dijo...

HACE UNAS SEMANAS ESTUVE EN KULTO AL PLATO TOMANDO UNOS PINTXOS Y ME PARECIERON BUENOS, AUNQUE A VECES SE PASAN CON LAS COMBINACIONES EXTRAÑAS QUE NO MEJORAN LAS MAS TÍPICAS.

Fran dijo...

muy bueno eso de kulto al timo ¡¡juas juas juas!! por un pinchito de nada te cobran una pasta, eso si, te ponen una espuma de ibérico con aire de clorofila sobre una cama de brotes de cilantro chino juas juas jua juassss!!!

SergioK dijo...

alguna gente tiene que abrir un poco su mente, que les sacan de filete con patatas o el bocadillo de jamon y queso y ya piensan que es una extraña mezcla.
Recomiendo que vayais a Kulto al Plato, está realmente bien.

Anónimo dijo...

El salmorejo muy rico, la hamburguesita o el pincho de atun tambien, pero las ensaladas son un poco tomadura de pelo, son enanas y cuestan 3,50 euros, el txupito de foie con naranja está bien para probarlo pero no repetiria... pero recomiendo ir

Anónimo dijo...

Yo queria comentar el libro, porque le han dado un toque original y una vuelta mas, que a los libros gastronomicos les faltaba un poquito de originalidad.
En mi opinion, donde la han cagado es en la eleccion del fotografo. Me parece muy muy malas, les falta luz, composicion,...sobre todo ganas de comertelos.